Home

Presentamos un artículo del economista holandés Arjo Klamer donde se introduce la figura del emprendedor cultural apuntándose el hecho diferencial respecto del emprendimiento en otros sectores.

Es obvio que crear una empresa requiere la voluntad de continuidad que sólo da la viabilidad económica. El primer pilar es, evidentemente, la generación de ingresos y riqueza. Si el soporte económico falla, la empresa debe cerrar. No obstante, el profesor Klamer apunta algunas ideas que complementan este planteamiento: el emprendedor de base creativo-cultural vive las relaciones económicas como un instrumento para la realización de valores culturales. Así, aunque los réditos económicos sean necesarios, prevalece la apuesta por unos valores. No se trata sólo de satisfacer una relación entre demanda y oferta sino de ir más allá, SE TRATA DE CREAR.

http://www.klamer.nl/docs/springer.pdf

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s